jueves, 5 de febrero de 2009

Cogito Ergo Sum Gilipollas

17:30. Salgo del curro escopetao y me precipito por la entrada del metro de Ventura Rodríguez. Espero dos minutos en el andén con dirección Moncloa antes de subir al vagón. Una parada hasta Argüelles, transbordo, línea 4, San Bernardo, Bilbao, transbordo, línea 1, Iglesia. Salgo a la superficie a las 17:44. Camino unos pocos metros por el paseo del General Martínez Campos hasta el teatro Amaya. Me acerco a la taquillera.
-Buenas tardes, tengo una entrada a mi nombre.
-¿Qué nombre?
-Soirark, insigne propietario de la prestigiosa franquicia de Blood Bowl, Los Siervos de Soirark, de la LBBEA.
-Aquí tiene.
-Gracias.

Cuando entro en el hall veo a George.
-Hola George.
-Hola Soirark.
Me meo mazo.
-Me meo mazo George.
-El baño está por esa puerta.
Esa puerta parece de todo menos la puerta del servicio. Más bien parece una salida de emergencia, de hecho eso es lo que pone en el cartel verde que tiene adherida, con muñequito blanco huyendo despavorido incluido.
-George, esa es la salida de emergencia.
-El baño está ahí, Soirark, en serio.
Me encojo de hombros y me dirijo a la puerta, que es de estas en las que hay que empujar una barra horizontal para que se abra, en plan salida de emergencia. Empujo y ya estoy en el otro lado. Es una pequeña sala con otras tres puertas, me meto por la de la derecha y me encuentro en un lateral del patio de butacas… busco el baño, pero parece evidente que aquí no lo voy a encontrar, así que me doy la vuelta. Me quedan dos puertas, en una pone “camerinos”, creo que esta tampoco servirá, con lo cual solo queda una opción. El caso es que en esta tercera puerta hay un cartel en el que pone “caballeros”. Menos mal que soy un caballero, porque para el de señoras ya no me quedan puertas.

Salgo del baño. Veo a George.
-Hola George.
-Hola Soirark.
Comprobamos nuestras entradas, yo tengo la fila 7, butaca 14 y Goerge tiene la 13. El problema es que en un lado del patio de butacas van los pares y en el otro los impares, con lo que nos vemos en la obligación de separarnos.
Mi asiento está junto al de un señor que tiene su bastón apoyado sobre mi butaca. Cuando me acerco me lanza una mirada de desconfianza y decido sentarme en el asiento vacío que hay al otro lado, dejando mi butaca vacía entre ambos, mientras balbuceo algo así como “bueno, si no viene nadie…”, el señor pone cara de amimelasuda.

El teatro está petado de gente mayor, debo ser el tío más joven de la sala y de largo. Malos tiempos para la lírica si la media de edad de su público no baja de los 67,83.

A las 18:03 se apagan las luces y se alza el telón. El decorado es sencillamente horroroso, recrea el interior de una casa antigua cuyas paredes están “decoradas” con papel pintado a rayas verdes y amarillas.
El espectáculo consiste en una serie de piezas de ópera y zarzuela. Los intérpretes están acompañados al piano por un tipo ruso muy simpático. Hay otro tío que, además de ejercer de tenor, va presentando las piezas que van siendo interpretadas y comenta que el tema general de los fragmentos es el amor y la nostalgia… el amor en la nostalgia… la nostalgia en el amor… ¿se puede tener nostalgia del amor sin haberlo experimentado plenamente?

Me veo transportado por la música. En estos momentos me da por pensar en mis movidas. De repente me percato de que un pavo se ha sentado a mi lado. El tío empieza a cuchichearme algo y yo me giro hacia él con cara de mala hostia, entonces levanta un poco la voz.
-Soirark, deja ya de pensar.
-¿Qué? –estoy flipando.
-Que no pienses tanto, joder.
-Vete a la mierda.
El señor del bastón empieza a chistar y a gruñir entre dientes a causa de nuestra discusión. Afortunadamente cuando me vuelvo a girar, el pavo entrometido se ha ido a tomar por culo y puedo continuar disfrutando de la música junto con el abuelete cascarrabias.
En un impasse de la gala lírica, el presentador anuncia la actuación de Asun, que sale a la palestra y borda un fragmento de la zarzuela La Alhambra, arrancando la mayor ovación de la tarde.

Cuando termina la función me reencuentro con George en el hall y vamos hacia los camerinos a buscar a Asun pasando por la salida de emergencia y tal. Por el estrecho pasillo nos cruzamos con el tipo ruso que tocaba el piano, que nos saluda con un gesto de cabeza y una sonrisa de circunstancias.
Cuando Asun sale nos vamos del teatro y pillamos el metro, línea 1, Iglesia, Bilbao, Tribunal, Gran Vía, Sol, Tirso de Molina, Antón Martín, Atocha, Atocha Renfe, transbordo al cercanías, me suena el móvil … pillamos la C4, Villaverde Bajo, Alto, Margaras, Getafe Centro. Me planteo pillar el metro hasta J de la C, pero lo descarto porque me apetece dar un paseo, qué coño. Me separo de Asun y George en Palacios.
-Adiós chicos.
-Adiós Soirark.
-Hasta pronto Soirark.
En el camino hasta mi casa voy reflexionando mientras el aire frío llena mis pulmones. Escucho unos pasos a mis espaldas. Giro la cabeza de soslayo y ahí está, el capullo entrometido del teatro. El hijoputa debe de haberme seguido. Ahora tiene la desfachatez de señalarme con el dedo. No dice nada, pero puedo escucharle en mi cabeza. Me lanzo hacia él, haciéndole tropezar y caer en la calzada justo cuando pasa un autobús a toda hostia… Su voz se ha desvanecido, mi mente vuelve a ser libre.

No hay tiempo para remordimientos. Él se lo buscó, soy un puto killer de tipos raros telépatas… ja jajaja jajaaaaaaaaaaaaa jaja jaaa.

6 comentarios:

CobolFreak dijo...

Como diria el bueno el maestro de la serie de Kung Fu "Huir de tu demonio es obligarle a el a perseguirte. Es mejor que te anticipes y le veas en su mundo que retirarte y dejarle entrar en el tuyo. Ante ti se halla la puerta que conduce a otra realidad. Debes cruzar su umbral, debes entrar en ese mundo, ver a tu demonio donde quiera que estuvieras en el pasado cuando tu lo creaste, por muy joven que fueras en aquel momento..."

Sigue asi.

Soirark dijo...

Caray, gracias Cobol, pero creo que lo has entendido al revés. No considero al tipo entrometido como un demonio del subconsciente, sino como una alegoría del sentido común... jejeje.

Topito dijo...

Jajajajaja, diox Soirark, que inspirado andabas no?
Me ha encantado tu escritura rollito Welsh con muchos tacos y tal.
De verdad que me he reido un monton!
Lo mejor el final...lapidario.
Asi me va gustando mas este blog...para echarme unas buenas risas.
Bravo PsichoTelepaticKiller!

Little Marta dijo...

A mi este post me ha parecido uno de los mejores de todos los que he leido, me he reido con el tio de al lado de la butaca que luego me persigue... jajajajaa! llegaste incluso a desconcertarme.

Manten a ese pako buenrollista durante la mayor parte del tiempo que nos encanta a todos!

Besos!

Soirark dijo...

Gracias gente :)

Tahur dijo...

bueno, bonito y barato








¿a que desconcierto?