martes, 4 de enero de 2011

Shopping

3 de enero. 18:15. Salgo del curro, cojo el metro en Ventura Rodríguez, me bajo en Callao, miro la publicidad que está adherida a las paredes del andén. Sale la foto de un niño disfrazado de oveja.
Cuando salgo a la superficie arrastrado por la incesante marea de compradores me quedo contemplando por un instante el anochecer disfrazado con los ornamentos urbanos y las luces de colores incontables: postreros motivos navideños. Camino por la plaza abarrotada sintiendo cómo la soledad se agarra a mi espalda, me impide andar.
Realizar las compras navideñas a última hora y con la única compañía de los cientos de desconocidos compradores rezagados se ha convertido en una tradición más de estas fechas.

Me abro paso lentamente entre la animada muchedumbre hasta llegar a la entrada de la Fnac, donde dos señoras se esmeran en adherir pequeñas pegatinas de nosequé a la gente que va entrando y saliendo del comercio. Consigo esquivarlas y me dirijo a las escaleras, delante de mí hay una chica bastante atractiva, con minifalda y leggins negros y el pelo castaño, su visión me aleja por un instante de mis pensamientos oscuros, aunque poco después comienzo a sentir un odio irracional hacia todo el que me rodea, todos me estorban, todos son estúpidos, todos muestran su ignorancia sin ningún atisbo de rubor.

Planta 1. Videojuegos: Esta planta está habitada por la clase más baja de alimaña consumista. Niñatos fricazos que no tienen ni puta idea de nada y mucho menos de videojuegos pululan de acá para allá haciendo comentarios estúpidos sin ton ni son...
Planta 2. Películas: En esta sección nos encontramos con un nutrido grupo de pedantes aspirantes a convertirse en gafapastas de pleno derecho, sueltan sus peroratas de pseudocinéfilos esperando quedar como tíos y tías super"cool"tos ante sus coleguitas. Para ellos poseer conocimientos sobre cualquier tema consiste en soltar una frase que consideren que suena de puta madre aunque carezca completamente de contenido, porque el contenido es lo de menos. No hablan sobre películas sino que lo hacen sobre ellos mismos. Puta basura egocéntrica.
Planta 3. Cómics: El simple hecho de pasar por la sección de cómics hace que se me erice la piel. Consigo escapar tan solo un instante antes de desplomarme en la moqueta ahogado por mi propio vómito.
Planta 4. Libros: Gente normal.

Tras recorrer el edificio de arriba a abajo no logro encontrar nada de lo que buscaba, así que vuelvo a la calle, bajo hacia Sol por Preciados fichando pibas hasta que me meto por la entrada del Cercanías.

Cuando llega el tren de Aranjuez me meto en el vagón y consigo un asiento. Segundos después llega una piba que se sienta a mi lado, su novio se queda enfrente de pie. Saco mi libro y me pongo al tema, pero hoy por algún motivo estoy más salido que el pico de un quesito, y me distraigo constantemente mirando a la piba de al lado a través del reflejo de la ventana de enfrente, mi imaginación calenturienta o mi atractivo irresistible hacen que vea a la piva devolviéndome las miradas, mientras el novio permanece ahí parado y sin enterarse de nada.

Me despido de mi ligue imaginario al bajarme en la estación de El Casar y cojo el metro hasta El Carrascal, donde me dispongo a ir a la Fnac de Parquesur. Camino bajo la luz eléctrica hasta llegar al centro comercial. Empiezo a tener esa sensación angustiosa de "madre mía, tanto rollo y aún no tengo los regalos de las narices, que asco de existencia absurda de mierda..." [...].

4 comentarios:

CobolFreak dijo...

Mas porque menos no se puede, esta vez me refiero a comprar claro esta. Déjate invadir por el espíritu navideño y saca a pasear ese trozo de plástico que sueles llevar adherido al culo.

Little Marta dijo...

Yo tengo que decir que a pesar de todas sus quejas, un odio irracional a la gente, ha sacado el trozo de plastico a pasear y vaya paseo!!jeje
Su amigo invisible esta la mar de contento con todos sus regalitos, éste nunca hubiera imaginado todo el suplicio y la angustia que ha sufrido para hacerle un poquito mas feliz... porque era ese el sentimiento que te invadia y te impulsaba a andar y pegarte con la masa ingente de compradores compulsivos verdad?? jeje

Gracias Pako! Eres un gran amigo invisible a pesar de todo!

besos!!

Anónimo dijo...

La palabra piva no está registrada en el Diccionario.
http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=piba

Soirark dijo...

Corregido. Gracias.